Tecnología

LAS VEGAS DICEN “NO” A GOOGLE GLASS

No es una sorpresa para nadie medianamente informado que las populares Google Glass han provocado ya, antes de su salida al mercado, una auténtica avalancha de opiniones. Desde aquellos que creen que las gafas de realidad aumentada serán un paso más en la digitalización de la vida cotidiana y las posibilidades que eso conlleva, hasta aquéllos, más críticos, que las ven como un grave error que acabará con la privacidad y sumirá al mundo a la dictadura y el control de la propia Google.

Ya afirmaron diversas asociaciones y locales que no permitirían el uso indiscriminado de Google Glass. Los primeros por las paranoias antes mencionadas, los segundos por el derecho de sus clientes o socios a no ser grabados o fotografiados si no querían serlo. Y ahora han sido los grandes casinos de Las Vegas los primeros en saltar a la palestra, más concretamente los responsables del Caesars Palace.

Según los dirigentes del famoso casino, las gafas de realidad aumentada estarán terminantemente prohibidas en el casino, especialmente en juegos como el Póker y el Blackjack, donde el uso de nuevas tecnologías con el fin de hacer trampas es algo que viene de largo. Al no poder controlarse su uso (con un simple guiño podremos realizar fotografías), los responsables han decidido cortar por lo sano, pues en su opinión esta tecnología podría usarse de forma poco correcta contra otros usuarios o contra el mismo establecimiento. Por su parte Google hace oídos sordos, pues su trabajo no es controlar el uso que se les da a las gafas, sino crear productos revolucionarios. Y así lo han manifestado.

El verdadero problema es si estas medidas terminarán siendo el fin de las gafas, incluso convencionales, dentro de las salas de juego. Por ahora Google Glass es un producto único, pero no tardarán en salir varios modelos y puede que llegue el día en que no seamos capaces de distinguir unas gafas de realidad aumentada de unas Ray-Ban de toda la vida. Sin contar hasta que niveles pueden llegar los desarrolladores de las grandes compañías tecnológicas dentro de unos años (lentillas o similares). Puede que la típica fachada del jugador de Póker que se esconde tras unas oscuras gafas de sol toque a su fin. Algo que, por otra parte, ya han criticado numerosos profesionales al calificarlo de “cobarde” pues elimina una gran parte de la información visual tan importante en las versiones presenciales de este famoso juego de cartas.

Con las gafas ya en el mercado tendremos una visión más fiable de la tendencia. Mientras tanto, siempre podremos optar por casinos online, como Botemanía, en los cuáles la montura que solucione nuestra miopía poco tendrá que decidir del resultado de nuestro juego.

About the Author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *