Notas de Prensa

Soluciones sorprendentes para grandes desafíos médicos

27 Jul 2017, 13:40

En ocasiones, las grandes soluciones que busca la medicina para encontrar caminos para la salud naufragan cuando topan con la realidad de los hechos que construyen remedios simples, baratos o simplemente sorprendentes que no tienen nada que ver con los últimos avances médicos con nanorobots en medicina u avances en el área del genoma humano o las celulas madre.

Veamos algunas de las soluciones médicas de ese tipo más casuales, baratas o sorprendentes del último lustro:

- Pruebas rápidas para detectar fiebres mortales. La innovación consiste en el descubrimiento de otras propiedades curiosas de las tiras que se usan como predictores de embarazos. Cuando se aplican sobre una persona con infección viral específica cambian de color. A anaranjado si es fiebre amarilla, a roja si se trata de Ébola y a verde si se está ante un caso de dengue. Se trata de un modelo de análisis muy simple cuya aplicación fue descubierta por el MIT de Massachusetts.

Este método es tan barato que se puede utilizar en zonas del Tercer Mundo donde las fiebres altas suelen acompañar a enfermedades endémicas graves. Lugares donde las condiciones económicas no permiten afrontar estrategias médicas muy exigentes e introducir aparatologías costosas en sitios, incluso, en los que no existe electricidad ni agua corriente.

- Trasplantes de úteros. Hay ahora una nueva esperanza para las mujeres con defectos físicos de nacimiento o que han padecido algún tipo de cáncer en los órganos reproductivos. Ahora es posible trasplantar úteros. El primer nacimiento con una madre con útero trasplantado se produjo en 2014, en una mujer sueca de 37 años que nació ella misma sin útero. Se trata de un proyecto liderado por el doctor Mats Brännström de la Universidad de Gotemburgo.

- Hemorragias cerebrales en los recién nacidos. Una de las complicaciones más comunes de los nacimientos es la hemorragia cerebral. Sin embargo, un descubrimiento del doctor  Arpitha Chiruvolu del Instituto de Investigación Baylor de Dallas ha permitido determinar que esperar 45 segundos más a la hora de cortar el cordón umbilical al recién nacido puede reducir los riesgos de hemorragias craneales en un 50%.

- Pulmón portátil. En 2013, especialistas del Hospital Universitario de Lovaina, en Bélgica, consiguieron mantener un pulmón, en perfectas condiciones de trasplante, durante 11 horas. Se trata de una buena esperanza para todos aquellos enfermos que padecen alguna enfermedad pulmonar crónica y que están a la espera de recibir una donación. Se trata de un nuevo procedimiento desarrollado por TransMedics, una empresa norteamericana, que facilitará de manera espectacular los traslados de pulmones para donar desde lugares muy distantes.

- Recuperación de la vista perdida. La empresa norteamericana Ocata Terapeutic ha aplicado una terapia con células madre de embriones humanos para regenerar los tejidos oculares y restablecer la vista perdida como consecuencia de la edad. A la larga de lo que se trata también es de usar el epitelio pigmentario que sirve de base a la aplicación para reducir los efectos de las cataratas.

- Vacuna contra la malaria en bebés y niños. En 2013, se produjeron 627.000 muertes por malaria, según datos de la Organización Mundial de la Salud. El 90% de estas muertes se produjeron en el África Subsahariana, siendo un 77% de los casos, fallecimientos de niños pequeños, menores de cinco años.

Una vacuna, denominada Mosquirix, ha hecho milagros. Con apenas cuatro dosis se redujeron los casos de malaria en un 40% en las poblaciones a las que se les aplicó sobre el terreno.

Los padres de esta vacuna son el matrimonio Ruth y Victor Nussenzweig del  Departamento de Microbiología de la Universidad de Nueva York Langone. Una institución que lleva más de medio siglo experimentando soluciones para la malaria.

- Filtros de agua lowcost. 358 millones de personas en África no tienen acceso a fuentes de agua potable seguras. Sin embargo, una sencilla aplicación puede resolver este problema. Se trata de un libro cuyas páginas pueden filtrar agua con contaminantes. Cada hoja de esos volúmenes tiene el poder de purificar hasta 100 litros de agua. La inventora de este procedimiento es la doctora Theresa Dankovich de la Universidad Carnegie Mellon en Estados Unidos.

 

 

www.noticias-medicas.com

 

Contacto:


Latest Stories See More